ACNUR (Agencia de la ONU para Refugiados): Premio de Convivencia Manuel Broseta

24/05/2016

Intervención de la Defensora del Pueblo en el XXIV Premio de Convivencia Manuel Broseta (Valencia)

Sabemos que las naciones evolucionan y prosperan a partir de las iniciativas y aportaciones de los ciudadanos. No me refiero, en esta ocasión, a sus capacidades productivas; me refiero a  los conocimientos, los saberes y, también, a sus conductas ejemplares, honestas…. La nación española conformada a través de códices y leyes; descrita y narrada en crónicas; labrada en sucesivos hechos históricos es el resultado, la suma, de lo que generaciones han realizado o construido. Podría ser como un antiguo manuscrito, a modo de palimpsesto, sobre el que se escribe y conserva las huellas de lo anterior.

——————————–

Valorar, apreciar, honrar la memoria de un destacado profesor español, Manuel Broseta, que enseñó largo tiempo en su cátedra de la Facultad de Derecho de la Universidad de Valencia a cientos y cientos de estudiantes, escribió muy numerosas eruditas obras, pronunció solventes intervenciones en el Congreso, en el Senado… es decir, todo aquello con lo que el profesor Broseta contribuyó a hacer que la España contemporánea sea más ilustrada, más documentada, más respetada, merece ser destacado y recordado. Y hoy así lo quiero manifestar y reconocer en la entrega de este premio que la Fundación que lleva su nombre concede anualmente.

——————————–

Entenderán ustedes que como Defensora de Derechos y Libertades me refiera al terrorismo, el terrorismo de la banda ETA que durante décadas y décadas nos ha hecho tanto daño, daño de imposible reparación. Al acabar con la vida de una persona como el profesor Manuel Broseta persiguió hacer el mayor daño posible a la democracia española, al estado de derecho, a ese estado y a ese derecho al que el profesor había entregado su vida universitaria y académica. Porque el terrorismo de ETA se ha dirigido contra una nación constituida en Estado social y democrático de derecho. Por ello, todos los demócratas debemos sentirnos aludidos cuando se habla de ese terrorismo, que no pide perdón, y que se limita a decir, de forma malévola que “lamenta lo ocurrido”, como si se hubiera tratado de un fenómeno de la naturaleza de contención imposible. El terror de ETA acabó con la vida de cerca de novecientas personas. Muchos de nosotros pudimos haber estado entre ellas.

——————————–

Como Presidenta del Jurado de la edición del Premio de la Fundación correspondiente a 2015, designación que aprecio y agradezco, deseo manifestar que la labor continuada del ALTO COMISIONADO DE NACIONES UNIDAS PARA LOS REFUGIADOS, sobre quién ha recaído este vigésimo cuarto premio, es una institución internacional que se ha hecho imprescindible a lo largo de décadas para proteger a personas huidas de las guerras, a poblaciones desplazadas por persecuciones, personas perseguidas por sus creencias o por el hecho de ser mujeres.

En España, el ACNUR, constituye una ayuda esencial en los procedimientos para determinar la condición de refugiado a quienes solicitan protección internacional; vela por la aplicación de la normativa internacional, -derecho internacional y derecho europeo-; forma a abogados, funcionarios y ONGS que trabajan con refugiados y solicitantes de asilo, y su autorizada voz es escuchada en la Comisión Nacional de Asilo y Refugio.

Los que huyen, aquellos que cruzan el Mediterráneo en bote de goma, los que llegan a las costas encuentran las manos y los brazos de personas, con chalecos, que les envuelven con una manta…y con los brazos por encima de sus hombros o con los pequeños en sus propios brazos les arriman a la tierra.

Si el ACNUR no hubiera existido habría que haberlo inventado, a prisa y corriendo, para socorrer a más de un millón de personas que han llegado por mar a Europa durante 2015.

Yo he recorrido una ciudad, Zaatari, campo de refugiados a 40 Kms. de Amán, de 79.000 habitantes, levantada por el ACNUR. Allí hay escuelas, hospitales, aulas para instruir a mujeres… es una ciudad admirable, aunque no debemos olvidar que es una ciudad para un tiempo, pero  no para toda una vida. En Siria el final no será la guerra sino poder volver.

      ——————————–

Esa persona, esas personas, que asoman su cabeza en el mar tratando de arrastrar unos botes en los que todos parecen suplicar el poder llegar, merece este premio, el que hoy se concede. Y como no es posible dárselo a cada una de las que están ahí, de las que empujan los botes, de las que echan las mantas por los hombros… este Jurado se lo da al ACNUR, y le dice: muchas gracias.

Comparte esta publicaciónShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someonePrint this page

El Defensor del Pueblo está a tu disposición para estudiar tus quejas y problemas

¿Deseas presentar una queja?

También se puede remitir por correo postal, por fax, o entregar en persona, en nuestro servicio de atención al ciudadano en c/ Zurbano, 42 (28010 Madrid).

Si lo prefieres, puedes descargar este formulario en formato pdf   Descargar formulario  y, una vez que lo hayas cumplimentado, nos lo envías por correo electrónico a: registro@defensordelpueblo.es

Si tienes alguna dificultad para poner tu queja puedes ponerte en contacto con nosotros en el teléfono gratuito 900 101 025.

Contacta con Comunicación

Directora de comunicación: Cristina Lladó García-Lomas

Dpto. de prensa y comunicación: Marta Álvarez-Montalvo, Laura Nuño del Campo

Teléfono

Comunicación: 91 319 68 22

Centralita: 91 432 79 00

Correo electrónico

prensa@defensordelpueblo.es