La corrupción debe ser combatida con la severidad de la Ley y con educación y pedagogía en valores, dice Soledad Becerril

12/11/2014

La Defensora del Pueblo ha condenado los actos de corrupción como “un gran mal para la sociedad” que debe ser combatido con la severidad de la Ley y con educación y pedagogía en valores y comportamientos.

Para Soledad Becerril, “en la democracia representativa, la ejemplaridad en la conducta de todos aquellos que administran bienes públicos es una norma esencial, y su quebranto debe ser castigado con severidad”.

“La sociedad en general, los jóvenes, todos, debemos saber, y ser educados, en que no existe impunidad, que no hay tolerancia, que existen las penas y el total rechazo social” recalcó en su intervención en la IX edición del seminario Luis Portero de Derechos Humanos, celebrado el 12 de noviembre en el Colegio Mayor Albayzin de Granada.

En su opinión, “la corrupción es un gran mal para la sociedad. Porque rompe la regla básica del Estado de Derecho, que es el cumplimiento de la ley, y hace desconfiar a los ciudadanos de las personas o instituciones en las que ha depositado su confianza, fundamentales en un estado social y democrático de derecho”.

En la democracia representativa, “la ejemplaridad en la conducta de todos aquellos que administran bienes públicos es una norma esencial, y su quebranto debe ser castigado con severidad. Defraudar a la hacienda pública es defraudar a los ciudadanos; malversar fondos públicos es un fraude a los ciudadanos”, ha subrayado.

Estos valores cívicos deben “enseñarse en la escuela, en la universidad, y deberían ser normas de vida ampliamente aceptadas y compartidas”, ha asegurado la Defensora, para quien el mantenimiento del estado social y democrático de derecho “merece nuestro esfuerzo, porque la democracia es la mejor forma política, la que garantiza derechos y libertades, la que hace del poder algo reversible, la que permite que la justicia actúe.

Ver nota en pdf

Comparte esta publicaciónShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someonePrint this page

El Defensor del Pueblo está a tu disposición para estudiar tus quejas y problemas

¿Deseas presentar una queja?

También se puede remitir por correo postal, por fax, o entregar en persona, en nuestro servicio de atención al ciudadano en c/ Zurbano, 42 (28010 Madrid).

Si lo prefieres, puedes descargar este formulario en formato pdf   Descargar formulario  y, una vez que los hayas cumplimentado, nos lo envías por correo electrónico a: registro@defensordelpueblo.es

Si tienes alguna dificultad para poner tu queja puedes ponerte en contacto con nosotros en el teléfono gratuito 900 101 025.

Contacta con Comunicación

Directora de comunicación: Cristina Lladó García-Lomas

Dpto. de prensa y comunicación: Marta Álvarez-Montalvo, Laura Nuño del Campo

Teléfono

Comunicación: 91 319 68 22

Centralita: 91 432 79 00

Correo electrónico

prensa@defensordelpueblo.es