La Defensora dice que el discurso del odio se combate con la ley y la educación

07/09/2016

La Defensora del Pueblo, Soledad Becerril, ha participado hoy en un encuentro internacional de instituciones del Ombudsman sobre flujos migratorios, que se está celebrando en Tirana (Albania).

Soledad Becerril ha intervenido sobre el papel del Ombudsman para combatir los estereotipos negativos y el discurso del odio.

La Defensora del Pueblo ha destacado que “el odio se utiliza para destruir” y que se “debe combatir con las leyes de las democracias que penalizan a los autores, y con la educación en la defensa de los derechos humanos y de los valores que hacen posible la convivencia”. “La destrucción de Palmira es un acto de odio. Lanzar un camión contra personas que pasean por la ciudad es un acto de odio”.

Para Soledad Becerril, “los Defensores del Pueblo, garantes de derechos fundamentales y de la dignidad de las personas, debemos alzar nuestra voz ante toda manifestación o proclamación de odio”. Además, ha destacado que los defensores deben estar atentos a las redes sociales y denunciar todo aquello que atente a la dignidad de la persona o expresiones de odio.

En su intervención ha explicado que, en ocasiones, el problema es distinguir entre el discurso del odio y el discurso ofensivo o impopular que está protegido por la libertad de expresión.

La Defensora del Pueblo ha señalado que el odio también se manifiesta hacia los refugiados, hacia quienes huyen de las guerras. “La generosa Europa de hace dos años ha dado marcha atrás. Las imágenes de los botes de goma en el Mediterráneo, repletos de seres humanos, no nos espantan; los niños ahogados en la orilla o la reciente imagen del pequeño Omran ensangrentado, en Alepo, ciudad hoy arrasada, no nos quitan el sueño. Los ciudadanos europeos protestan ante la llegada de refugiados”, ha relatado. Y ella, ha dicho, aplaude la política de la canciller alemana en esta materia.

Soledad Becerril ha terminado su intervención pidiendo un sistema común de asilo, con unas reglas y procedimientos comunes para la acogida de refugiados. También ha reclamado que la Unión Europea siga siendo un espacio de libre circulación porque lo contrario es suprimir derechos y libertades conseguidos tras muchos años.

Posteriormente la Defensora visitó el centro abierto de refugiados de Babrru, Tirana, donde se encuentran un grupo de iraníes, entre otros, que han tenido que abandonar el país.


DOCUMENTACIÓN RELACIONADA

8/09/2016. Declaración de Tirana

Comparte esta publicaciónShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someonePrint this page

El Defensor del Pueblo está a tu disposición para estudiar tus quejas y problemas

¿Deseas presentar una queja?

También se puede remitir por correo postal, por fax, o entregar en persona, en nuestro servicio de atención al ciudadano en c/ Zurbano, 42 (28010 Madrid).

Si lo prefieres, puedes descargar este formulario en formato pdf   Descargar formulario  y, una vez que lo hayas cumplimentado, nos lo envías por correo electrónico a: registro@defensordelpueblo.es

Si tienes alguna dificultad para poner tu queja puedes ponerte en contacto con nosotros en el teléfono gratuito 900 101 025.