VII Premio Derechos Humanos Rey de España. Intervención de la Defensora del Pueblo. Intervención de la Defensora del Pueblo, Soledad Becerril.

Fecha: 01-03-2017


Majestad

Rector de la Universidad de Alcalá

Embajadores

Excmos. Sras. y Sres.

Premiados

Sras. y Sres.

 ¿Qué hace la Universidad de Alcalá y la institución Defensor del Pueblo solicitando al Rey que entregue el premio de Derechos Humanos, que lleva su nombre, a una Patrulla Aérea Civil, de Colombia? ¿Acaso se trata de un premio a la aviación, a las tecnologías, a la ingeniería? Algunas personas podían hacerse estas preguntas, aunque creo que el rector ha aclarado bastante los hechos.

 En el siglo XXI, en la era de la velocidad en las comunicaciones, de la inmediatez en la transmisión de datos, existen muchas comunidades humanas, grupos de familias, que viven absolutamente alejadas de las urbes, de las megalópolis, por la orografía, por tradicionales modos de vida o por las consecuencias de una catástrofe natural. Allí no existen las grandes superficies comerciales, no llegan los libros de Amazon, tampoco hay manera de comprar en un Ikea o en Falabella y, lo más importante: no se puede contar con la atención médica necesaria.

Sin embargo existen comunidades humanas que tienen derechos, iguales a los que vivimos en grandes, medianas o pequeñas poblaciones. Son los derechos contenidos en la Declaración Universal, el derecho a la vida, a la educación, a la salud, a la vivienda…. Derechos muy básicos, algunos elementales, tantas veces relegados u olvidados por nuestros afanes en otras cosas que consideramos progreso. Olvidamos que el verdadero progreso radica en valorar en todas partes la dignidad humana, y hacer posible el desarrollo de los seres humanos en función de capacidades y esfuerzos, para lo cual resulta necesario darles las oportunidades para ello: la educación, la asistencia sanitaria, la presunción de inocencia, el acceso a la justicia…

 Llamó la atención del jurado de esta séptima edición del premio la candidatura de una patrulla aérea, colombiana, constituida por pilotos civiles que, de manera voluntaria, se desplazan a zonas a las que sólo se puede llegar por vía aérea, marítima o fluvial, y a las que el sistema de salud pública o no llega o encuentra enormes dificultades. Esta patrulla presta, desde hace años, asistencia médica con personal cualificado, también voluntario, a comunidades alejadas de núcleos de población habitualmente atendidos.

El jurado, tras valorar sus humanitarios servicios, resolvió concederle el premio de esta edición.

Señor, una institución como el Defensor del Pueblo tiene que seguir con toda atención los datos y hechos de la situación socio económica de su país para velar por el acceso de todos a bienes que constituyen la base de una vida digna.

También debe escuchar, creo yo, lo que organismos internacionales, solventes, señalan sobre el estado y evolución de la población mundial porque hoy las fronteras caen, a pesar de muros levantados en función de origen, raza o religión. Nuestras miradas deben estar atentas a movimientos migratorios forzados, impelidos por guerras, hambre o persecuciones ideológicas, fijarnos en los campos de refugiados donde esperan quienes aspiran a alcanzar una vida algo mejor, y no dejar de reclamar la libertad para todas aquellas personas privadas de libertad por razones políticas.

 El Banco Mundial, en 2013, indica que la pobreza ha disminuido en 1,7 puntos porcentuales respecto del índice de la pobreza de 2012. La disminución se explica, principalmente, por el menor número de personas en situación de extrema pobreza en dos regiones, Asia Oriental y Pacífico, y Asia Meridional. Son datos de una cara de la moneda, que suponen mejoría, pero existe la otra cara: 767 millones de personas subsistieron por debajo de los índices de pobreza, con 1,9 dólares al día por persona; casi 11 personas de cada 100 habitantes del planeta eran pobres, el 10,7 % de la población mundial. Por otra parte, la OCDE señala que el coeficiente que indica la desigualdad global, en el período 2007-2014 ha aumentado, ligeramente, pero ha crecido.

 Muy posiblemente las nuevas tecnologías, la voluntad y la capacidad de algunas empresas –una española de telefonía- puedan llevar a efecto en un futuro próximo programas educativos a millones de niños y adolescentes a los que hoy no tienen acceso. Esta iniciativa constituirá un avance histórico.

 Para nosotros es un honor y un motivo de gratitud hacia Su Majestad el que la institución del Defensor del Pueblo pueda proponer, junto con la universidad de Alcalá, el que cada dos años el rey otorgue un premio a quien o quienes se han significado por cumplir con preceptos de los Derechos Humanos. Además, la celebración de este acto en el paraninfo de una gran universidad, donde han tenido lugar trascendentales debates de contenido filosófico y jurídico, relacionados con Iberoamérica, significa recordar la historia de España, y celebrar que esta universidad continúe una estrecha vinculación con universidades iberoamericanas, con sus profesores y alumnos.

Felicito a la Patrulla Aérea de Colombia, a quienes la integran actualmente, a quienes lo hicieron en el pasado, a todos los que ponen a su disposición sus conocimientos, sus capacidades, por una labor que deja huellas que perduran.

Y a Su Majestad, el Rey, le reitero nuestra gratitud, que estoy segura que hoy podemos compartir con muchos, muchos, colombianos.


DOCUMENTACIÓN RELACIONADA:

Palabras de Su Majestad el Rey

Intervención del Rector de la Universidad de Alcalá

Intervención del presidente de la Junta Directiva de la Patrulla Aérea Civil Colombiana

Patrulla Aérea Civil Colombiana

Comparte esta publicaciónShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someonePrint this page

El Defensor del Pueblo está a tu disposición para estudiar tus quejas y problemas

¿Deseas presentar una queja?

También se puede remitir por correo postal, por fax, o entregar en persona, en nuestro servicio de atención al ciudadano en c/ Zurbano, 42 (28010 Madrid).

Si lo prefieres, puedes descargar este formulario en formato pdf   Descargar formulario  y, una vez que lo hayas cumplimentado, nos lo envías por correo electrónico a: registro@defensordelpueblo.es

Si tienes alguna dificultad para poner tu queja puedes ponerte en contacto con nosotros en el teléfono gratuito 900 101 025.