TE ESCUCHAMOS PARA QUE CAMBIEN LAS COSAS


Recomendaciones, sugerencias y otras actuaciones ilustrativas

Recomendaciones y sugerencias

Recomendaciones y sugerencias

Estas son algunas actuaciones del Defensor del Pueblo que ilustran nuestra labor en los últimos años respecto a los derechos de los niños y adolescentes:

  • Recomendación a la Secretaría de Estado de  Servicios Sociales e Igualdad para que se diera prioridad al acogimiento familiar sobre el residencial en caso de situación de desamparo, especialmente para los niños entre 3 y 6 años. También se recomendó que se prestara atención preferente a los acogimientos familiares de menores con discapacidad u otras situaciones de especial dificultad.
  • Sugerencia para que se apruebe un estatuto de derechos y deberes de las familias acogedoras y se definan más claramente los tipos de acogimiento y su duración, en función de la edad y circunstancias de los niños.

La Ministra de Sanidad ha aceptado la Recomendación.

  • Sugerencia al Ministerio de Asuntos Exteriores para que se dotara de visado a dos menores, hijos de una mujer víctima de trata.

Los menores han podido reunirse con su madre después de tres años al aceptarse esta sugerencia. La mujer, que llegó a España a finales de 2010, obtuvo la residencia por colaboración con las fuerzas policiales. El servicio internacional de búsqueda de Cruz Roja logró localizar a dos de sus hijos. Tras someterles a las pruebas de ADN y comprobar el vínculo familiar se iniciaron los trámites para reunir madre e hijos.

  • Recomendación a la Consejería de Bienestar Social de la Generalitat Valenciana para mejorar la gestión de los menores tutelados, en especial en lo referido a las pensiones y prestaciones que pudieran corresponderles. En el caso analizado el menor, huérfano, sólo pudo obtener la pensión correspondiente gracias a los esfuerzos de la persona que lo tenía acogido, quien al no ser su tutor no podía representarlo.

La Consejería ha aceptado la Recomendación.

  • Recomendación al Ministro de Hacienda y Administraciones Públicas para que extienda al personal funcionario la posibilidad de acogerse a un permiso de reducción de jornada retribuido en caso de enfermedad grave de un hijo que requiriera atención continuada en domicilio y no solo mientras dure su hospitalización, algo a lo que sí tienen derecho los empleados públicos de carácter laboral.

El Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas ha aceptado la Recomendación de la Defensora del Pueblo y tiene previsto desarrollar una norma reglamentaria.

  •  Diversas Recomendaciones que afectan directa o indirectamente a menores migrantes.

En 2011 se produjeron varias reformas legales e importantes cambios en procedimientos administrativos impulsados por las Recomendaciones formuladas por el Defensor del Pueblo. Es el caso de  la reforma operada en la Ley Orgánica 4/2000, sobre derechos y libertades de los extranjeros en España y su integración social, de la Ley Orgánica 10/2011, de 27 de julio, que permite que cualquier ciudadana extranjera en situación irregular, víctima de violencia de género, pueda acudir a la policía a denunciar, sin que pueda iniciarse un expediente de expulsión en su contra. La necesidad de esta reforma había sido reiteradamente señalada por esta Institución.

La citada Ley 10/2011 introduce importantes avances en la lucha contra la trata de seres humanos, también en la línea de lo solicitado por el Defensor del Pueblo. El nuevo Reglamento de la Ley Orgánica 4/2000, aprobado por el Real Decreto 557/2011, reconoce finalmente que los ciudadanos extranjeros en situación irregular, padres de menores españoles puedan alegar esta condición como muestra de su arraigo en España.

La necesidad de que el derecho a ser oído de los menores extranjeros no acompañados fuera correctamente incorporado en el procedimiento de repatriación, ha sido también expresamente incluido en el nuevo Reglamento de la Ley de extranjería, recogiendo así una Recomendación formulada por el Defensor del Pueblo en el año 2005

  • Las Recomendaciones recogidas en el informe “Centros de protección de menores con trastornos de conducta y en situación de dificultad social” tuvieron una amplia repercusión y aplicación práctica.

Se visitaron un número considerable de centros, y fueron detectadas disfunciones tanto en las instalaciones de algunos de ellos, como en los criterios de derivación y programas de atención. Las Recomendaciones dieron lugar al cierre de algunos de los centros y a la adopción de medidas relativas a los programas de atención en el centro y las condiciones previas al ingreso, con repercusión en el ámbito normativo y judicial.